Hagamos historia de nuevo

Aunque seguramente existiera ya como pueblo desde siglos antes, la primera cita escrita que hace referencia a Vicálvaro data del año 1352. Durante siglos fue un pueblo dedicado a la agricultura y la ganadería que abastecía de harina y pan a la villa de Madrid, para acabar convirtiéndose en parte de la periferia obrera de la gran urbe al llegar la edad contemporánea. Lo que no ha cambiado nunca a pesar del paso de los años, es el carácter rebelde que siempre tuvieron l@s vicalvareñ@s.

Ya en 1520 nuestro municipio se sumó a la Revolución de las Comunidades de Castilla, siendo atacada por las tropas realistas que no pudieron tomar Vicálvaro hasta que cayó Madrid en su conjunto dos años más tarde. Un siglo después, en 1664, Felipe IV para saldar sus deudas intentó vender Vicálvaro al almirante Díaz Pimienta, pero los vecinos y vecinas nos opusimos a la operación y conseguimos continuar siendo, en palabras de Tierno Galván, “un municipio libre e independiente”. Más tarde, en 1808 formamos parte de la resistencia popular contra la invasión francesa durante la Guerra de Independencia, tras el levantamiento iniciado por el valiente pueblo de Madrid, que una vez más había sido traicionado por la monarquía y las élites. Tras esa lucha el cuartel de artillería, hoy sede de la URJC, fue destruido por los franceses, pero volvió a ser parte de nuevos capítulos de la historia, como cuando medio siglo más tarde se produce el levantamiento de “la Vicalvarada”, primer episodio de la Revolución de 1854 que condujo al llamado bienio progresista. También en el siglo XX tuvo relevancia el cuartel de Vicálvaro, cuando un 18 de julio de 1936 nuestros vecinos y vecinas lo asediaron impidiendo que triunfase el levantamiento golpista contra la Segunda República que l@s vicalvareñ@s habíamos votado mayoritariamente el 12 de Abril de 1931. Años después, en 1951, y a pesar de que nos opusimos también, la dictadura franquista nos anexionó a Madrid en sus planes especulativos, pero no dejamos de tener conciencia colectiva y de reivindicarnos hasta que conseguimos ser distrito independiente en los años 80. Ya en los últimos años de la dictadura el movimiento obrero y vecinal resurgió en Vicálvaro de la mano de la lucha por las libertades políticas por un lado y por conseguir todo tipo de mejoras en el barrio por el otro: asfaltado de calles, transporte público, colegios e institutos, lucha contra la droga, etc. Con la nueva crisis económica que estalló en 2007, volvimos a movilizarnos y en 2011 tomamos la plaza de Antonio de Andrés como centro neurálgico de un 15M que fue el germen de muchas nuevas luchas en el pueblo: vecinales, juveniles, feministas, sociales, por los espacios públicos, municipalistas, etc.

Y de esta manera llegamos a 2018, con una crisis económica que llegó para quedarse y amenaza con un nuevo estallido de la burbuja inmobiliario. Una crisis que también es crisis de Régimen en su conjunto, y que abre la puerta a nuevos caminos de esperanza. De la misma manera que pasó hace casi un siglo, mientras en el corazón de Europa avanzan los movimientos de extrema derecha, los movimientos republicanos en el Estado español tienen la oportunidad de mostrar un proyecto alternativo que sea un referente de progreso en todo el mundo.

Hoy en día seguimos siendo un pueblo vivo, activo y combativo, y estamos dispuestas a hacer historia con la consulta republicana que, siguiendo el ejemplo de Vallecas, abre la puerta a un movimiento antimonárquico y progresista en Madrid. El 24 de noviembre en Vicálvaro decidimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s